Los hombres también se operan

En nuestra experiencia, el 25% de las rinoplastías son en hombres.
Los motivos que llevan a realizar una cirugía estética en un hombre son iguales a los de las mujeres. Los más comunes son:

  • Aprovechar una cirugía funcional para hacerse un “retoque” en la nariz.
  • Corregir una torcedura de la nariz por traumatismo, fractura, etc.
  • Mejorar algunos aspectos como la giba (pequeña lomada de la parte de arriba de la nariz) o la caída de la punta.

No hace falta ser “metrosexual” o demasiado detallista con su cuerpo para pretender una cirugía de nariz. Nosotros vemos que nuestros pacientes son una muestra de la sociedad masculina promedio.

Los hombres y las mujeres tenemos diferentes tipos de nariz. En los hombres, los objetivos que buscamos son:

  • Mejorar los rasgos estéticos que nos proponemos, sea una giba, punta caída, desproyección, alas amplias, inclinación, etc.
  • Favorecer la masculinidad: Esto se obtiene dejando un dorso más bien recto, nunca cóncavo, la punta con buena proyección hacia adelante, y una rotación que no supere los 100 grados de inclinación.
  • Mantener la naturalidad, eso significa que no se note que hay una cirugía realizada. Para conseguir este objetivo es importante sofisticar el procedimiento quirúrgico, mayormente con técnicas que permitan mantener el ancho de la vista de frente, evitando los defectos de “surgical look” como v invertida, reloj de arena, pinzamientos, orificios visibles etc.

En nuestra Galería de Fotos podrá encontrar muchos casos de Rinoplastía en Hombres que hemos operado.

4 Comments

Tu opinión nos interesa: